6 Consejos para Pensar Inteligentemente y conseguir el éxito

En general, la gente considera la inteligencia como un rasgo altamente deseable. Algunas personas pueden ser percibidas como “muy inteligentes” debido a sus hábitos cotidianos y la actitud de conciencia que estos puedan tener. ¿Te gustaría conseguir el éxito?

Te presentamos seis consejos que puedes aplicar día a día para pensar inteligentemente y  conseguir el éxito.

  1. Aprender de los errores

Todo lo que hacemos, desde nuestro primer aliento hasta el momento en que morimos, es una cuestión de ensayo y error, un bebé no puede aprender a caminar sin caer primero. Es así como  tampoco podemos hacer mejor el trabajo si no sabemos en qué mejorar.

Y es que en realidad, los errores son la manera en cómo el cerebro aprende; cuando tomamos decisiones, las neuronas se activan y si estas decisiones resultan ser equivocadas, las neuronas activadas se suprimen posteriormente. Las personas inteligentes reflexionan sobre estos errores, y trabajan para asegurarse de que no vuelvan a ocurrir sólo se necesita ser una persona inteligente para darse cuenta cuando una decisión es incorrecta.

 

       2.  Volver a Evaluar tus puntos de vista.

Las mentes más brillantes de todos los tiempos han revaluado sus teorías iniciales. Cuando pensamos en personas inteligentes por lo general se nos viene a la mente gente famosa, los científicos, ya que son los científicos quienes tienen que adaptarse a la corriente constante de nuevos descubrimientos que influyen en el trabajo de su vida.

Tomemos el caso de Albert Einstein, que alteró su teoría de la relatividad general, y dijo la famosa frase «no podemos resolver nuestros problemas con el mismo pensamiento que usamos cuando los creamos». Lo mismo puede decirse de Stephen Hawking, que inicialmente pensó que nada puede escapar de un agujero negro, pero más tarde publicó un trabajo que contradice su teoría original.

Entrenar tu cerebro para que se adapte a nuevas situaciones, teorías e información hará que tu inteligencia desarrolle con el tiempo. Recuerda que “El genio se hace con un 1% de talento y un 99% de trabajo”. Albert Einstein.

 

     3.  Recuperarse de los fallos.

Hasta la persona más inteligente comete errores, las más renombradas empresas de celulares han fabricado equipos que se lanzan al mercado y han tenido fallas. Esto puede ser muy humillante y desagradable cuando una idea muy brillante o un producto muy bueno no tiene el éxito esperado.

Sin embargo, sin fallos los éxitos no serían tan emocionantes. Personas famosas y exitosas que experimentaron obstáculos tales como J. K. Rowling, cuyos libros de Harry Potter fueron rechazados 12 veces antes de que ella se convirtiera  en uno de las autoras más exitosas de todos los tiempos, Henry Ford (Fundador de la compañía de Autos Ford) que en 1885 construyó sus primeros autos, pero fue hasta 1903 donde tuvo éxito, convirtiendo su compañía automovilística en una de las más conocidas del mundo.

Si Rowling y Ford no hubiesen empujado con tanta fuerza, si no hubiesen sido tan persistentes nunca hubieran logrado el éxito que tienen en la actualidad.

“El fracaso es una gran oportunidad para empezar otra vez con más inteligencia”. Henry Ford.

 

     4.   Fabrica tu propia suerte.

Nadie logra nada monumental esperando a que suceda. La toma de decisiones inteligentes requiere esfuerzo, necesitas aprovechar las oportunidades, prepararte y dar el mejor esfuerzo para lograr tu más grande sueño.

Cuando pones tu corazón y alma en un proyecto, estás poniendo toda tu energía en ello, se sabe que todo trabajo duro, todo gran esfuerzo rinde sus frutos y no se da simplemente porque las estrellas están alineadas, sino más bien por la dedicación y esfuerzo que invertiste en ello.

Dar más que los demás, trabajar duro y fabricar tu propio éxito es el secreto clave de la felicidad. Nelson Mandela dijo una vez que «la mayor gloria en vivir la vida no está en no caer jamás, sino en levantarnos cada vez que caemos».

14463922_1843491462554244_651582001_n

       5. Persistir en lo que uno cree.

Una persona inteligente sabe cuándo presionar por lo que cree y apegarse a ese ideal, incluso si la situación da un giro inesperado. Las personas inteligentes son como el agua; cualquier cosa puede suceder sin embargo pueden adaptarse al cambio y fluir el el.

Hay una gran diferencia entre no hacer algo, por temor a fallar, y hacer algo a pesar del riesgo, si confías en que tu idea tiene potencial, hay que persistir por lo que crees. Como dijo Albert Einstein «La vida es como montar en bicicleta, con el fin de mantener el equilibrio, debe mantenerse en movimiento». Se debe luchar por la oportunidad de brillar, incluso si existe solo una «corazonada», ya que si crees en tu visión, podrás cumplir todos tus objetivos.

 

     6. Saber que las acciones dicen más que las palabras.

Todos conocemos a alguien que le gusta decir lo bueno que es en algo. Sin embargo, las personas inteligentes saben que sus acciones hablan más que las palabras.

Si deseas ser tomado en serio y respetado por tus compañeros de trabajo, amigos y colegas, debes  dejar que sea tu trabajo el que se encargue de demostrar cuán brillante eres.

 

Convertirse en una persona más inteligente hoy

Recuerda que todos somos valiosos, todos queremos ser inteligentes, y a pesar de lo que puedas pensar, la inteligencia no es un rasgo fijo se que extrae al nacer.

Trabajar duro, luchar por el éxito y desafiar a tu cerebro todos los días ayudará a que tu inteligencia de todo su potencial.